Read the Conversation

EF: 2020 fue un año dedicado a diagnósticos y prevención, 2021 a las vacunas, que cree nos traerá 2022?

LS: Últimamente nos hemos enfocado a superar el Covid, pero la salud es mucho más que un tema epidemiológico. Mantener una población sana, tanto física como emocional y mentalmente requiere de muchos esfuerzos. En Vitalmex no estamos en farma ni en la atención de pacientes Covid, nos ocupamos de procedimientos emergentes que representan mantener la vida de pacientes, nos esforzamos para que nuestros colaboradores estén siempre en el campo y listos para atender las necesidades que surjan. Muchas cirugías, sobre todo las electivas, han sido postergadas o diferidas, incluso también algunas críticas. Vemos cómo recuperar esos rezagos para que la gente pueda atender ciertos puntos importantes de su salud –que hoy ya pueden hacer. La situación de guerra en Ucrania nos afecta indirectamente; el conflicto ocurre lejos de México, pero junto con el rezago existente en la proveeduría de insumos, hay un impacto y estamos afectados.  No obstante las circunstancias, hoy les aseguramos a la gente que los equipos, tecnología, instrumental quirúrgico e insumos de diversas marcas van a estar para cuando los pacientes lo necesiten. Creo que todos debemos de sumar esfuerzos y asegurar los procesos sean perfectos, sobre todo la logística, y aseguramos que los pacientes que tienen temas críticos de salud hoy los puedan atender.

EF: ¿Cuál fue el rol de VitalMex estos dos últimos años?

LS: El rōl de Vitalmex, durante la pandemia, fue mantener y asegurar operaciones en hospitales en las áreas de alta especialidad  para realizar otros procedimientos de soporte de vida también muy importantes. Fue una responsabilidad de todas las empresas con productividades limitadas, nosotros hicimos una revisión profunda y nos prepararnos para ser más eficientes en la en la segunda vuelta. La decisión fue no quedarnos de brazos cruzados, sino actuar, revisar y aprovechar el tiempo que no podíamos trabajar en el campo y estudiar realmente es nuestro papel. Detectamos que el talento humano en salud será un factor decisivo en el futuro, así como lo será la tecnología. Notamos, por la pandemia, una resistencia, sobre todo en las nuevas generaciones, de estar en campo, en los hospitales, y de trabajar jornadas excesivas y dobles jornadas. Tratamos de consolidarnos como una empresa experta en el manejo de talento técnico especializado y tener ese servicio a disposición de instituciones, hospitales que lo necesiten. Cada vez más hay un interfaz de roles, la enfermera se ocupa de más de lo que hace el doctor y el doctor se ocupa de temas más estratégicos. La tecnología toma un rol crítico y las actividades de mover insumos y nuestra gente toma preponderancia. Nos preparamos a seguir capacitando a nuestra gente durante y después de la pandemia.

EF: ¿Podría compartir como han logrado incrementar la productividad y calidad en sus procesos y entregables (productos y servicios), a pesar de la pandemia?

LS: La respuesta está en el liderazgo. Somos seres humanos y necesitamos guía, inspiración y motivación para enfrentar las situaciones de crisis, sintiéndonos igual de comprometidos con el sector. Nosotros estábamos preparados porque teníamos la base de un programa de liderazgo humano que desarrollamos años antes,. Todos en la parte administrativa tuvieron las herramientas para cuidar a aquellos en el campo, y no perder la empatía que teníamos muchos colaboradores. La mayor parte de nuestro personal estaba en campo y el administrativo también experimentaba situaciones muy particulares por la cuarentena. Gestionamos el trabajo remoto que ya habíamos instaurado pero no probado en un esquema remoto. Todos nuestros líderes tuvieron mucho acompañamiento con base en esa formación de liderazgo, para poder estar muy pendiente de la gente, que sepan exactamente qué tenían que hacer, desde cómo debían de pedirles prender la Cámara o iniciar reuniones virtuales. Se enfocaban en el manejo de la interacción virtual, tratando de no perder el contacto humano, la espontaneidad del contacto presencial (pláticas del clima, alguien llega tarde, algunas bromas). Las cámaras eran importantes para ver la expresión en los ojos de las otras personas y saber si están sonriendo, aún con los tapabocas, mirarnos y leernos. Era la forma de despertar empatía en los líderes, y al final del día para que la persona que está en un buen liderazgo logre que la empresa siga funcionando en pro de los pacientes.

EF: ¿Si bien VitalMex es una empresa mexicana, tienen spillover internacional?

LS: Vitalmex hace unos años inició un proceso de diversificación trasladando nuestros servicios al sector privado en México e internacionalmente. Una de las responsabilidades más importantes de una empresa es ser sustentable, también lo es la diversificación de mercados para lograr la sostenibilidad en cuanto a procesos de gobierno corporativo. También debemos entender lo que sucede en otros países para hacernos cada día más fuertes. VitalMex decidió internacionalizarse, un proceso complejo para cualquier empresa mexicana que la haya vivido y que lograron hacer este salto con éxito. No solo trabajar en México con la base de subsidiarias internacionales, sino ser el corporativo de empresas internacionales. Es un proceso sumamente complejo que necesita mucha madurez corporativa. De hecho, hicimos varios intentos en Sudamérica, abrimos subsidiarias que de momento cerramos para dedicarnos a avanzar y configurar mejor nuestra oferta de valor en otros mercados. Concluimos que hay mercados con los que tenemos más sinergia. Tenemos más en común de lo que creemos con los retos del sistema de salud de Estados Unidos por lo que  abrimos operaciones en Estados Unidos y hoy operamos más de 35 hospitales en más de 10 estados del país.

EF: El proceso de internacionalización les da un perfil de gran valor.

LS: Ayer miraba un dispositivo médico completamente maquillado en México por artesanas mexicanas que cosen alambraditos. En México hay una gran capacidad de servicio y en Estados Unidos tienen un gran reto con sectores relacionados con el servicio. En México se maquilan dispositivos médicos y se coopera en la manufactura de algodesarrollado en otro país, así que podemos capacitar a nuestra gente aquí en algo que se va a ejecutar en Estados Unidos. Por otro lado podemos transmitir un sentido de servicio a una comunidad o una cultura que necesita entender más el servicio.

EF: ¿Cómo escogen as sus asociados, para seguir desarrollando su modelo de negocios?

LS: Para hacer negocios debe haber una coincidencia de valores entre las partes -todos los que participamos en hacer un negocio. Antes de asociarme con una empresa de tecnología me gusta conocer sus  valores y su concepto de responsabilidad social. La tecnología que posee una empresa es consecuencia de su cultura o su filosofía de empresa. Cuando empezamos a trabajar con la familia Cervantes acordamos muchos temas de palabra. Tenemos contrato en blanco y negro con los términos, pero siempre seremos una empresa que honre un acuerdo, un entendimiento o una estrechada de manos. Hacemos compartir esa visión, no queremos contratos leoninos, queremos contratos que nos dejen ganar a ambas partes –esencial para toda sociedad establecida con distintos públicos de interés (proveedores, clientes, bancos, aseguradoras, etc.).

EF: ¿Es complejo encontrar un socio compatible para VitalMex?

LS: No, no es tan complejo. En general, todos los que estamos en el sector salud compartimos valores y somos muy afortunados porque el propio desarrollo de negocio trata de responsabilidad social y hace que todos tengamos un propósito similar, al poner al paciente en el centro. De todas maneras hay que tener la habilidad de identificar con quién sí y con quién no.

EF: ¿Cuál es tu consejo para otras mujeres o profesionales que quieran desarrollarse en posiciones de liderazgo en empresas de salud?

LS: Es una pregunta me la han hecho últimamente, porque no es común que como mujer y además abogada, logre estar en una posición de CEO. Me encanta ser abogada, tengo una vocación muy marcada, sobre todo por el tema de servicio arraigado desde niña. Soy parte de la de la asociación de abogadas MX, y en uno de sus de sus talleres anuales, escuché la Conferencia de Claudia Jañes de Dupont, quien contó como abogada había llegado a ser la CEO de una empresa, que normalmente está enfocada en el tema de manufactura, construcción, actividades y procesos muy ingenieriles. Me acuerdo que llevaba un cuaderno de notas y puse un signo de interrogación, porque en ese momento no pensé que fuera posible que un abogado o abogada ascienda a esa posición. Al entender que cuando se llega a cierto punto no es tanto el conocimiento técnico lo que importa, sino, las habilidades directivas desarrolladas, algo se despertó en mí. Es más importante para dirigir una empresa, saber hacer estrategia y saberte allegar de un equipo experto en el tema, motivarlo e inspirarlo. No importa si eres abogada o médico, diseñador o psicólogo. Si una persona identifica las competencias de liderazgo en sí misma, se puede llegar a ocupar un cargo de directivo. Mi consejo es identificar en ti misma tu propósito de vida, y lo que quieres hacer. En temas de liderazgo, como en la maternidad, hay que tener muy claro que no es para todos. Si una persona se identifica como líder y que tiene sentido con su proyecto de vida, debe trabajar en desarrollar estas competencias para poder llegar.

EF: ¿Qué nivel de adaptación tecnológica o digital necesitarían los futuros empleados de VitalMex en México?

LS: Identificamos la administración del talento como crítica. Cuando una empresa crece, llega a niveles en que la gestión de talento es muy importante en todos sus procesos. Durante los años de pandemia aprovechamos una muy buena productividad, debido a que durante las cuarentenas montamos una enorme cantidad de capacitaciones. Tenemos una herramienta de e-learning, que llamamos “Travesía”, una plataforma que nos permite monitorear y ver los avances de todas las capacitaciones que realiza nuestro personal, tanto de campo como administrativos, permitiendo flexibilidad a nuestros técnicos para capacitarse desde su celular. Fue una acción muy acertada que se tomó años antes de la pandemia y nos esforzamos para adoptar.  Recientemente cerramos un acuerdo con SAP para complementar todos nuestros procesos de capital humano, antes los hacíamos en otras plataformas tecnológicas buenas, pero con esta alternativa nos aseguramos la exitosa adopción de tecnología. Primero viene la gente y los procesos y luego la tecnología -no tiene sentido comprar un Ferrari si no se sabe manejarlo-  luego nos enfocamos en fortalecer los procesos de capital humano, la  atracción de talento, la gestión de capacitación, procesos de carrera, sucesión,  mapeos, etc. Cuando la empresa cuenta con talento y es sólida en todos sus procesos entonce adoptamos la tecnología que nos permite potenciar todo.  Obviamente, hay que usar la inteligencia artificial, la predictibilidad para temas de identificación. Las tecnologías nos permiten identificar las habilidades ´soft´ de servicio. Existe la posibilidad de que a futuro la gente se capacite en temas de realidad virtual. No tengo duda que las nuevas generaciones van a poder hacer un curso de manejo de grapas quirúrgicas en 5 segundos. Todos los días en el nuevo Centro Vitalmex  nos preparamos para el mañana, y para recibir a las futuras generaciones que vienen.  . Ya tenemos baños inclusivos, la primera vez que dije que haríamos baños inclusivos, todo mundo pensó que estaba loca. Pero es lo que viene y tenemos que preparar nuestras empresas, entender que la inclusión y la diversidad es uno de los temas más críticos. Las nuevas generaciones buscan trabajar en empresas que sean inclusivas. Capacitaremos a las nuevas generaciones y nuevos líderes con realidad virtual, aunque nos cueste a los líderes de hoy entender estas tecnologías, porque es ver más allá, no pensar ni en un o cinco años, es pensar en diez y más.  

EF: ¿Hay algún mensaje que quiera agregar, que no hemos tocado?

LS: La capacidad de nuestra de empresa de ser flexible y entender bien el mercado en el que estamos y sus necesidades. Vitalmex es un importante integrador en México, y trabajamos en ser un mejor participante del sector. Sí todas las empresas lo hacemos, creo que vamos a lograr contribuir a los sistemas de salud de México y el mundo. No quedarnos en el Estatus Quo, que no es bueno para nadie, ni para los humanos ni para las empresas. Realizamos un fuerte análisis para decidir que otros negocios necesitamos para no ser vulnerables, para tener sostenibilidad, crítico para entender los pilares de las empresas. Me interesa mucho el tema del gobierno corporativo, siempre trabajé con empresas familiares y es una pena ver cuantas ideas novedosas y buenas, y fórmulas de trabajo que aportan al mundo y a la sociedad mueren por falta de una visión institucional. Es un tema que provocó la institucionalización en VitalMex y hemos trabajado mucho en él. Finalmente, estamos lanzando “Reparación de Instrumental y Equipo Médico”. En un país que hace tanta falta equipo médico y hay problemas de suministro, nos debemos enfocar también en mantener en óptimas condiciones y reparar lo que hay. Es importante darle mantenimiento a los ventiladres, porque la realidad de este país, es que tenemos muchas carencias en los hospitales. Me ha tocado  visitar el hospital de la mujer en Oaxaca, y hospitales en localidades que necesitan de empresas que den una solución costo eficiente porque no hay recursos y mucho que hacer con lo poco que tenemos. De ahí nace la idea de reparar lo que tenemos, para ser sostenibles y sustentables con el tema ambiental, no tirarlo todo sino darles sus mantenimientos preventivos y correctivos a tiempo. Es una filosofía muy japonesa la de cuidar las cosas, y me gusta mucho la filosofía de arreglar lo roto, en vez de tirarlo. Mi mensaje a las empresas es: en Vitalmex, pensamos primero en la sostenibilidad, en responsabilidad social y en consecuencia se logran las metas del negocio.

Posted 
April 2022
 in 
Mexico
 region